El “Ser” Emprendedor

El “Ser” emprendedor significa controlar tu propio destino y forjarlo a tu gusto.

Esto nos da  la oportunidad de trabajar en todas las etapas de la cadena de valor de nuestro negocio, como por ejemplo :administrar su propio tiempo; establecer vínculos con los propios clientes, tener capacidad de iniciativa e imaginación fértil para concebir ideas y flexibilidad para adaptarlas. La creatividad para transformarlas en una oportunidad de negocio, la motivación para pensar conceptualmente , la capacidad para ver y percibir el cambio como una oportunidad.

Ser emprendedor  es el sueño de mucha gente,pero no es fácil de realizar. De hecho, renunciar a la seguridad proporcionada por un empleo estable, el sueldo a fin de mes, y a los innumerables beneficios ofrecidos por las empresas, (automovil, obra social , acceso fácil al crédito, tarjetas de crédito,etc.)llevan a que esto sea muy duro. Sumado a las de ser padres , tener hijos y un hogar que sustentar.

Los emprendedores ven las cosas desde otra óptica,. no como las observan las personas comunes, ellos miran de forma inversa; para nosotros todas son buenas oportunidades, somos fieles a nuestras percepciones y asumimos  los riesgos correspondientes.

Al contrario  gran mayoría de las personas tienen comportamientos y actitudes similares en sus vidas particulares una predisposición a la quietud y a la vida rutinaria, por cuestiones de seguridad o por miedo a lo nuevo o a lo desconocido. Si hay que buscar una palabra que pueda representar al emprendedor, según mi opinión junto a la de varios autores  sería creador, como una persona que le da forma nueva a las cosas, que construye perseverantemente. En definitiva somos  personas que una vez que terminamos algo nos lanzamos a otra aventura. El crear constantemente forma parte de nuestra vida.